7 formas de superar la ruptura de tu mejor amig@

Extraída de www.nytimes.com
Extraída de www.nytimes.com

En nuestra sociedad tenemos muchos modelos y estrategias diferentes para superar una ruptura sentimental. Entendemos que el vínculo afectivo que establecemos con una pareja sentimental es profundo y lo que sentimos en la ruptura está universalmente reconocido. Por ello, recibimos toda una serie de reacciones compasivas que buscan la superación de este trance emocional. Pero, ¿y qué pasa cuando lo que vamos a perder es uno de nuestros mejores amigos? A pesar de que puede ser igual de importante, se tiende a una consideración social de “vínculo desechable” e incluso podemos percibir cierta incredulidad de los demás si no aceptamos rápidamente la ruptura.Y lo cierto es que una ruptura con un amigo puede ser muy complicada, entre otras cosas, por la dificultad que entraña en ocasiones no encontrar apoyo por una perdida que no todos pueden considerar como traumática.

En las investigaciones recientes, encontramos una reacción más empática a una perdida cuando en la relación de amistad están implicadas dos mujeres. En efecto, se observa un mayor impacto emocional en las mujeres por su predisposición a la apertura emocional, más que en el caso de los hombres. Si bien tener buena red social está implicado en un mejor alivio del estrés y el malestar en ambos sexos por la liberación positiva de oxitocina, en mujeres se registran mayores conductas maternales y de cuidado por el efecto de dicha hormona.  Del mismo modo, tener amigos se relaciona con la reducción del riesgo de muerte hasta un 60 por cierto, en distintos estudios longitudinales, y ya con mismos efectos en ambos sexos.

De cualquier manera, pensar que las relaciones de amistad son perfectas y se mantienen imperecederas con el paso de los tiempos es una falacia moderna muy extendida. Las relaciones de amistad sufren altos y bajos como cualquier otra relación, debido también a la evolución distinta de las personas individuales que lo forman. Por ello, a veces una ruptura entre amigos se torna inevitable (e incluso necesaria) si el viraje de la relación torna a tintes tóxicos. También si se acumulan tensiones irresolubles, cuya sola presencia aumenta el malestar y se deja de considerar la relación como una prioridad. En todos estos casos, romper la relación o explicitar un descanso puede ser una solución factible. Hacerlo bien y eligiendo cuidadosamente los pasos puede ayudarte a dejar ir y procesar una situación difícil para todos

  1. Asumir tu parte de responsabilidad en el proceso de ruptura. Una ruptura no surge de la nada y viene precedida de una serie de circunstancias analizables y que afectan a ambas partes. Reconocer qué acciones propias (y ajenas) ha contribuido a la situación de distanciamiento ayudan a comprender la situación, aliviar el resentimiento acumulado y permite entender que separarse supone el mejor camino para el crecimiento personal y el aprovechamiento de nuevas oportunidades.
  2. Salir del juego de la culpa. Rumiar todos los malentendidos o acrecentar el resentimiento haciendo un exhaustivo listado de las faltas del otro inhiben la capacidad para avanzar. Todos tenemos unos recursos limitados y reconocer nuestras debilidades propias propicia un aprendizaje continuo y mejora nuestra capacidad para hacer nuevos amigos.
  3. Sentir la pérdida. Permítete estar triste durante un tiempo. Perder a un amigo es una experiencia dolorosa. No es fácil y puedes sentirte solo y triste. Lo importante es encontrar una manera de expresar tus sentimientos. Puedes dejarte ayudar por otras personas, llorar y dejarte cuidar, o bien escribir a esa persona que ya no está. Escribir cartas permite despedirse de la otra persona y decir todas las cosas que se quiso y no se pudo. Aunque sea para ti y en tu más absoluta privacidad.
  4. Haz un alto y celebra tus fortalezas. Las rupturas de amistad a menudo provocan un cóctel de emociones que incluyen una intensa culpabilidad, sentimientos de fracaso y grandes dosis de rechazo…coctel con grandes efectos para la autoestima y el amor propio. Darse cuenta de todo lo conseguido y agradecer los vínculos que uno tiene y ha tenido permite tomar perspectiva y acceder a los recursos beneficiosos que todavía tienes.
  5. Ordena tus pensamientos. ¿Puedes sacar dos lecciones de por qué estáis mejor separados que juntos y mal avenidos?. En vez de abrumarse con lo que se hizo mal, ser conciso y extraer aprendizajes de la situación permite mejorar para una futura ocasión.
  6. Adopta la “Estrategia Sueca”. El termino hace referencia a mantenerse neutral. A veces, romper la amistad no significa que no vayas a ver a la persona más, pues todavía podéis trabajar juntos o compartir amigos conjuntos. Mantener unos límites claros e intentar que los amigos cercanos de los dos no tomen partido ayuda a mantener una convivencia y te permite sentir un mayor autocontrol en la situación. Si necesitas ventilar, acuérdate de desahogarte fuera del grupo de amigos.
  7. Vive mejor tu vida y cuida tu red social. Este tipo de situaciones consumen mucha energía y puede hacernos aislarnos y no querer relacionarnos. Toma la iniciativa y llama a tus amigos familiares. Esta es una etapa que nos deja especialmente tocados, por lo que sentirnos valiosos y recibir cariño de los demás es algo fundamental para superar el trance. Si además dedicas un tiempo para nuevas experiencias, hacer nuevos propósitos…te permitirá tener sensación de avance y reciclar tus malos sentimientos.

Romper una amistad nunca es fácil y cuanto más cercanos nos sintamos a ella más difícil es. Pero a veces romperla es la mejor decisión que hemos podido tomar. Te deja más espacio para otras personas más saludables y más satisfactorias. Y nos recuerda el don de la amistad, “de toda amistad sacamos algo, y si lo hacemos bien, nos permite ser un mejor amigo y tomar mejores decisiones en el futuro”.

Escrito por David Blanco Castañeda.

Fuente: Psychcentral.

7 comentarios en “7 formas de superar la ruptura de tu mejor amig@

  1. Muchas gracias. Tal vez no había querido aceptar lo que estoy viviendo hasta hoy, sentirse solo y perdido es díficil y en estos tiempos aún más pero sus palabras me reconfortan.

  2. Ahora mismo me encuentro con esta situación, cometí un error con un amigo y luego intenté solucionarlo. En mi caso, le di mas importancia yo que el y eso es lo que llevó a que fuera un fracaso por mi parte. Quise recuperar demasiado deprisa su amistad y no di tiempo suficiente para que las cosas se calmaran. De algun modo me sentí frustrado y avergonzado de mi actitud y decidí poner punto y final. No solo por mi, sino por el. Me pareció injusto que tuviera que soportar tantos malos rollos y justificaciones por mi parte, cuando nuestra relación de amistad se basaba en todo lo contrario. Lo echo mucho de menos, me despedí de la mejor forma deseándole lo mejor y que supiera que había luchado por recuperar su confianza y complicidad. No me respondió, no se si los sentimientos de amistad estaban al mismo nivel que los míos. No me arrepiento de lo que ha pasado porque supongo que forma parte del aprendizaje, pero a mi edad ya en los 40 y con un nivel social pobre desde siempre, me resulta difícil entablar nuevas amistades. He perdido la seguridad en mi mismo después de esto aun mas y tengo que recomponerme otra vez. Me quedo con lo bueno y ya siento la añoranza de que no vamos a compartir buenos momentos como antes.

  3. La verdad en mi ruptura de amistad yo no tengo la culpa de nada es mi amiga que esta loca y la verdad es un tema extenso.

    La verdad me duele demasiado por que ella y yo eramos la amistad perfecta pero bueno solo queda aceptarlo.
    Allisom dueles mucho😭😭😭😭😭😭

  4. La verdad justo hace minutos rompieron amistad conmigo soy chica y el eraq chico pero nada que ver con amigos con derechos ni nada el y yo eramos simplemente como hermanos casi el pilar del otro y de repente me dice que tal vez deberia acabar la amistad y que no halla sentido hablar conmigo ni idea de que hacer y obviamente estoy llorando espero que esto me ayude y fighting a quienes estan aqui ….

    1. Me paso lo mismo, pero no me dijo nada, solo me cambio por otras amigas, la verdad duele mucho, hablabamos todos los días y ahora ni un hola, no sé si tenga que hablar con el sobre el tema o solo dejarlo fluir

  5. La verdad es que muy importante leer este trabajo. Pero más importante aún es ponerlo en práctica y eso, desgraciadamente, es lo más complicado. En mi caso le tengo un gran cariño a un amigo. Ya el tiempo no es como antes, he tratado de que no sea así, incluso he tratado de conversar al respecto y una conversación de sentarnos y debatir con calma no se ha logrado, a pesar de que ya van varios meses de que no nos entendemos al respecto. En tanto, para mi amigo, todo está normal, él está cómodo con lo que está pasando y no le afecta porque según su perspectiva se tratan de la misma vida que nos aleja. Yo creo que la psicología en sí no se trata de lo que está bien y/o de lo que está mal, se trata, sea lo que sea que hagas, de sentirse bien uno consigo mismo. Entonces…si no me siento bien yo como hago? Sé que el problema es mío porque él no se siente mal por eso. En fin, es bien complicado. Ojalá todo se solucionara rápido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *