Estrategias para reducir la ansiedad en niños

Posiblemente la peor parte de la ansiedad es tener ansiedad ante la ansiedad. La conocida metáfora de la bola de nieve, que engorda a medida que rueda colina abajo, puede ayudarnos a ilustrar cómo la ansiedad desenfrenada crece rápidamente. Los niños pueden aprender a lidiar con la ansiedad a través de la adquisición de dos habilidades cruciales: capacidad para calmarse y resolver problemas. La escalada de la ansiedad en los niños puede ser expresada y percibida como un comportamiento desafiante. Enseñar a tu hijo a escuchar y controlar su ansiedad puede ayudarle mucho ahora y en el futuro, e incluso mejorar su comportamiento. A continuación se presentan cinco técnicas muy extendidas en la práctica clínica para ayudar a los niños a manejar la ansiedad:

Respirar con ellos. La respiración lenta y profunda facilita la reducción de la ansiedad. Puedes ayudar a tu hijo a practicar esto, guiándole para que se imagine cómo el aire viaja entrando por la nariz, pasando por la tráquea, y llegando al vientre, el cual se hincha como un globo. Puedes ayudarte de vídeos de Youtube en los que se explica cómo realizar esta respiración diafragmática. Otra manera de relajarse es alternativamente tensar y relajar los músculos alternativamente. En este caso puedes enseñarle a través de escenas divertidas, como por ejemplo, apretar las manos fuerte como si estuvieras exprimiendo limones, tensar los músculos de la cara para intentar espantar una mosca que se ha posado sobre su nariz, o apretar los músculos de los hombros y cuello al imaginar ser una tortuga que esconde su cabeza dentro del caparazón.

Ayudarles a identificar los pensamientos negativos. Puedes orientarle para que encuentre y asimile a un personaje o dibujo este tipo de pensamientos. En este sentido, por ejemplo, los pensamientos negativos puede ser hormigas que aparecen de repente y dicen cosas como “me va a salir mal”, “te vas a caer”, “todo me sale mal”… que nos ponen muy nerviosos. Anímales a que te expresen estos miedos y háblalo con ellos. Podéis dibujar a esas hormigas con pensamientos negativos. Ayúdale a producir el pensamiento alternativo como, por ejemplo, “si sigo practicando, me saldrá cada vez mejor”, “todos nos equivocamos y cometemos errores, puedo aprender de ellos y hacerlo mejor la próxima vez”. Esto dará más confianza a tu hijo y reducirá su ansiedad. Además, saber que puede contar contigo para expresarse libremente le enseñará algo muy valioso, todos somos vulnerables y eso no significa ser débil.

Usar estrategias de exposición. La ansiedad tiene un importante componente fisiológico, esto es, sensaciones corporales generalmente muy desagradables para quien las padece. La exposición a estas sensaciones, aunque suene paradójico, facilita la interrupción de la escalada de la ansiedad. Por ejemplo, para un niño que informa de la falta de aire debido a la ansiedad, podemos pedirle que se siente con su padre y juntos contengan la respiración. El objetivo es que el niño identifique los síntomas físicos de la ansiedad, pero en ausencia de la percepción cognitiva de miedo y pánico. Aunque a los adultos también nos genere angustia ver a un niño sufriendo ansiedad, y lo que nos sale espontáneamente es protegerle y facilitar el escape de esa situación, debemos tener presente que la exposición siempre va a ser mucho mejor para ayudarle que la evitación. Por ello os recomendamos que os mostréis cercanos, cariñosos y firmes a la hora de alentar a tus hijos a enfrentar y trabajar con sus miedos.

Guiar al niño en la imaginación de escenas agradables. Puedes ayudar a tu hijo a imaginar un lugar relajante y a tomar conciencia de las sensaciones y sentimientos de calma en su cuerpo. O bien, puedes pedirle que se imagine una caja donde poner las preocupaciones que le molestan, para que la use cuando lo necesite o quiera estar haciendo otras cosas. Esto es un juego para dotarle de herramientas, pero no olvides que esas preocupaciones deben ser escuchadas.

Animar al niño a hacer una lista de “cosas que salieron bien hoy” al final del día. Esto ayuda a aquellos niños propensos a la ansiedad a que desarrollen un estilo cognitivo optimista, fomentando que sean capaces de fijar su atención en lo positivo, así como valorar sus éxitos diarios.

 

Fuente: Psychology Today

Escrito por María Rueda

 

14 comentarios en “Estrategias para reducir la ansiedad en niños

  1. mi hijo tiene 8 años y esta pasando por algo así me siento impotente ya busque ayuda psicológica pero que mas podemos hacer para para ayudarlo en casa su papa hermano y yo.

    1. Gracias Sonia por tu comentario. Ver que tu hijo lo está pasando mal, indudablemente debe ser difícil y es normal que sientas que te gustaría hacer algo para ayudarle. Buscar ayuda de un especialista es una muy buena opción y te felicito por haber dado el paso. El psicólogo o psicóloga con el que estéis trabajando puede darte algunas pautas para llevar a cabo en casa, como por ejemplo, ejercicios de relajación adaptados a su edad para que podáis realizarlos juntos. Estar abierta a hablar de lo que piensa y siente tu hijo siempre es una buena estrategia, siempre y cuando no se le juzgue y le ayudes a buscar formas alternativas de interpretar aquello que ve como amenazante. Como sabrás, la ansiedad es una respuesta a situaciones y pensamientos que evaluamos como peligrosos para nosotros. En este sentido, el proceso de cambio requiere recorrer un camino en el que es importante acompañar al niño y que siempre lleva un tiempo. Es importante entender esto para que el niño no perciba que “debería darse más prisa en solucionar su problema”, pues esto le generará más ansiedad. Un saludo

  2. Tengo una hermana de 13 años, y come todo el día, para su edad esta muy subida de peso, esta sobre los 60kg, a donde podría llevarla para que ayuden a controlar si ansiedad por comer,
    Gracias

    1. Gracias por escribir un comentario. Por lo que nos cuentas, tu hermana ha encontrado en la comida una forma de manejar su ansiedad. Es importante evaluar cuál es el motivo de esta ansiedad, así como enseñarle otros medios para que pueda regularla. Puedes ponerte en contacto con un psicólogo/a que viva en vuestra zona y consultarle la opción de iniciar un tratamiento. Al ser menor de edad, deben ser alguno de sus tutores legales quien soliciten el tratamiento. Si vivís en Madrid, podemos concertar una primera consulta gratuita con el objetivo de valorar la situación y estudiar la posibilidad de iniciar un tratamiento.

  3. Mi hijo de 4 años, es demasiado ansioso, le cuesta mucho esperar un determinado lapso de tiempo para que sean atendidos sus pedidos, y siempre está buscando que comer, aún cuando acaba de almorzar. Como puedo ayudarlo. Gracias de antemano.

  4. Hola yo tengo mi hija tiene 2 anos y 8 mese y se desespera cuando no puede hacer las cosa hace berrinche y aparte es muy interactiva y yo me siento muy triste porque no se como puedo ayudarle.

  5. Tengo a mi hijo de 12 años y tiene el mismo problemas desde cuando trnia 8 añitos, me pteocupa pot que no sr le va del todo.

  6. Mi hija tiene 11 años, y juega soccer, todos esperan mas de ella, creen q tiene la capacidad de dar mas, simplemente ella no cree en si misma, y antes de cada juego empieza con dolores de estomago o rodilla o en alguna parte del cuerpo, q puedo hacer para ayudarla gracias.

  7. Mi hijo tiene 8 años y se Débora las uñas y es un poco inseguro. Lo peor es que no puedo hacer mucho ya que no vivo con él. Sólo está conmigo finés de semana por medio.
    Trato de llevarlo a hacer deporte, pero no hay caso. De todas formas se las come. Saludos desde Chile

  8. buenas tardes, mi hijo acaba de cumplir 6 años (29dejunio) y practica béisbol desde los 4 años, acaba de subir ala categoría de preparatorio que es niños de 5 y 6 años, y aquí empiezan a pichar los niños, y esta presentando mucha ansiedad y miedo al batear ya ha sido golpeado varias veces esa es la causa, cómo haría para ayudarlo, he intentado muchas cosas y no me dan resultados, y él adora su deporte

  9. Hola tengo un hijo de 8 años va a la psicologa porque tiene enurecis. La Dra nos dice que la enurecis puede ser causada por la ansiedad. Que en el dia pasa muy atento a todo lo que pasa alrrededor de el que en la noche cuando se duerme se desconecta del mundo, quisiera saber si puede ser asi. Gracias

  10. Hola tengo un hijo de 10años que sufre de problemas emocionales estuvo en tratamiento psicologico el es muy nervioso se come las uñas y cuando algo le sale mal se pone muy nervioso no le salio una actividad en clase y rompio el lapiz vive enojado con el mismo nose q haser ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>