Memoria de trabajo y TDAH

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) parece estar cada día más presente en nuestra sociedad y prestamos más atención a las formas en las que podemos intervenir sobre los niños que presentan este problema.

Es por esto que nos resulta de mayor interés el desarrollo de diferentes abordajes para la mejora de los niños y adolescentes con este trastorno. Queremos hacer incidencia aquí sobre las intervenciones de un corte neuropsicológico que se pueden llevar a cabo frente a este problema.

Hace ya años que se plantea que la llamada “memoria de trabajo” está afectada en los niños con este trastorno y ha sido demostrado en diversos estudios que este componente cognitivo estaría dañado tanto en su componente verbal como visual en las personas afectadas por trastorno por déficit de atención.

Es por esto que se han desarrollado estrategias terapéuticas que hagan incidencia sobre el entrenamiento de esta función cognitiva para mejorar el rendimiento en diversos aspectos de estos niños. Así pues, se ha podido comprobar que al realizar un entrenamiento en memoria de trabajo con estos niños, se mejoran los índices en diferentes áreas; no sólo neuropsicológicas sino también de comportamiento. En un estudio presentado recientemente por C.T. Green y su equipo, de la Universidad de California, se realizaron observaciones del comportamiento ante una “hoja de trabajo” de niños que recibieron o no un entrenamiento en memoria de trabajo y se comprobó que las distracciones de estos niños mientras hacían los ejercicios era menores, así como se pudo observar un mejor rendimiento en esta tarea.

En este tipo de estudios la generalización de las intervenciones sobre la memoria de trabajo parece ser dudosa en algunos aspectos, puesto que la información que dan en ocasiones los padres y otras veces los profesores no siempre muestra un descenso en los síntomas de inatención e hiperactividad.

Aún queda bastante por descubrir sobre este tipo de tratamientos aunque ya sabemos que pueden producir ciertas mejorías sobre el manejo de comportamientos en estos niños. Además, este tipo de resultados nos muestran cómo, en ocasiones, las intervenciones que creemos más cognitivas influyen en el comportamiento.

 

Escrito por Lara Pacheco Cuevas

Fuentes: Sharpbrains, Journal of Clinical Child & Adolescent Psychology, Neurotherapeutics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>