Cortar para calmar: explicando las autolesiones

Cuando escuchamos que una persona se produce daño a sí misma, es inevitable preguntarse cómo y porqué ocurre.

Desde un punto de vista explicativo, hay cuatro formas en las que entendemos que puede producirse este tipo de comportamiento. La principal es la de una regulación emocional inmediata, puesto que lo que más frecuentemente se observa es que cuando alguien se autolesiona encuentra una disminución de los pensamientos y sentimientos negativos, así como de la activación fisiológica. Otra función de este comportamiento es la obtención de autocastigo, puesto que las personas que realizan estos actos en muchas ocasiones también muestran muy altos niveles de autocrítica. Con respecto al entorno, también se ha referido que pudiera tener una función de comunicación de sufrimiento y necesidad de apoyo de los otros, especialmente cuando no se siente la capacidad de comunicarlo por vías lingüísticas. En ocasiones podría servir para que dejen de ocurrir eventos sociales negativos, como evitar que los padres cesen sus peleas, o que los compañeros del colegio abandonen comportamientos agresivos hacia la persona que lo sufre.

Las formas en las que ocurre, según la literatura científica, sugieren que lo más habitual es realizarse cortes, quemaduras, golpes o mordiscos en la piel. En muchas ocasiones, se relaciona con el consumo de drogas o alcohol de forma excesiva, y se entiende que ambos comportamientos servirían para lo mismo.

Según un estudio publicado en la “British Journal of Clinical Psychology”, se encuentra que hasta un 27% de adolescentes informa de haber realizado este comportamiento en alguna ocasión.

Puede que parezca un comportamiento extremo y en ocasiones inexplicable. Sin embargo, el acontecimiento de autolesionarse parece suavizar su significado en el momento en el que pensamos sobre él desde una perspectiva evolutiva.

En diferentes culturas se ha observado la presencia del uso del daño físico con una clara función de tipo social, siendo en muchas ocasiones similar en forma a las autolesiones más frecuentes ya citadas, como cortes en la piel o quemaduras. En las culturas que lo llevan a cabo este tipo de rituales se observa que aumenta la cohesión social y la empatía con la persona que lo lleva a cabo.

Otro apoyo desde una perspectiva evolutiva lo encontramos en la edad de inicio de las conductas autolesivas. En este sentido la adolescencia sería un momento crítico debido a que es una etapa en la que aún no se han desarrollado estrategias adaptativas de afrontamiento a los eventos vitales estresantes.

Además, resulta curioso el encontrar que también los primates no humanos realizan comportamientos autolesivos. Ante una desregulación del eje hipotálamo-pituitario-adrenal aparecen respuestas fisiológicas de ansiedad muy bruscas ante eventos estresantes leves. Cuando los primates realizan estos comportamientos autolesivos, al igual que los humanos, obtienen una gratificación inmediata al reducir la respuesta de ansiedad.

Las personas que se autolesionan experimentan problemas psicológicos que conllevan un sufrimiento elevado y después de hacerlo sienten rabia, culpa y vergüenza por este hecho. Por el momento no se conoce un tratamiento específico para la autolesión que haya sido suficientemente eficaz, pero si conocemos un poco mejor porque ocurre, y dónde puede estar el origen de este comportamiento, podremos dar una mejor atención a las personas que lo sufren de forma que aprendan a gestionar mejor los eventos estresantes de su vida.

Fuente: Nock, M.K. (2010) Self-Injury. Annual Review Clinical Psychology 6 (15), 1-25.

Escrito por Lara Pacheco Cuevas

7 comentarios en “Cortar para calmar: explicando las autolesiones

    1. Buenas María,

      Desde Cenit consideramos que cuando una persona lleva a cabo este tipo de comportamiento desde luego existe un dolor emocional asociado. Visto así, lo que sería importante en un caso que se produjeran autolesiones es llevar a cabo un tratamiento para aliviar este dolor emocional, en la mayoría de centros de psicología se podría llevar a cabo este tratamiento, no consideramos que fuera necesario acudir a un centro especializado en este problema.

  1. Hola,queria contar mi historia y saber si es grave,yo no lo creo,desde hace ya dos años casi tres me empece a autolesionar de forma leve solo tengo una quemadura que haya dejado marca y aun sigo haciendolo,esto empezo con el divorcio de mis padres(ahora tengo 15 casi 16)y creo que no esta bien pero tampoco mal ya que son cortes o quemaduras muy leves y solo lo hago cuando me encuentro mal.
    ¿Tengo algun problema o deberia decirselo a alguien?

    1. Hola María,

      Gracias por compartir tu historia. Por lo que comentas, hablas de que las autolesiones que te produces son muy leves, pero creemos que lo importante no es en sí la “gravedad” de estas, sino el hecho de producirlas. Como hemos explicado, la autolesión es el resultado de un dolor emocional que no se ha aprendido a manejar adecuadamente. Hablas de que comenzaste a autolesionarte a raíz del divorcio de tus padres, por lo que es comprensible que hayas sufrido en este momento algún tipo de dolor emocional.

      Este dolor se puede manejar de otras formas más adaptativas y lo complicado de las autolesiones es que aunque pueden producir un alivio, no son un método adecuado para resolver este dolor emocional. Desde aquí te animamos a que se lo comentes a alguien en quien confíes y te pueda a ayudar a buscar ayuda psicológica para aprender un mejor manejo del sufrimiento emocional. Quizá no es lo mejor para ti decirte que tienes un problema, simplemente, la forma en que has aprendido a manejar este dolor no es la más útil. Si puedes aprender otras maneras que te sean de más ayuda, ¿por qué no intentarlo?

  2. Hola me gustaría también compartir mi historia.
    Soy una chica de 22 años, y des de los 13 años que me autolesiono.
    He estado mucho tiempo sin hacerlo, pero últimamente lo he vuelto a hacer.
    Tengo una cicatriz en el brazo de por vida que me hice con 14 a causa de que un chico abusara de mí física y sexualmente , por puñaladas a la espalda de amigas que quería, por la muerte de mi abuela y porque nunca he visto el apoyo de mis padres ( son muy exigentes). Creo que es algo que hoy en día , aunque no piense, lo llevo dentro (y para toda la vida) y a veces , suele ser antes de venirme la menstruación, me deprimo y pienso en todo inconscientemente. Cuando no tengo la regla, me vuelvo a poner mi disfraz haciéndome creer a mi misma y a los demás de que estoy perfecta, pero se que , como he dicho antes, lo tengo dentro. No consigo olvidarlo y fui a la psicóloga durante dos años y no he solucionado nada. No se qué hacer ya…tengo miedo de que en un futuro sea peor. Si tenéis algo que aportar me gustaría escucharlo, gracias.

    1. Buenas tardes,
      Gracias por compartir tu historia. Sabemos que en ocasiones no es fácil buscar una forma de afrontar los problemas de modo que no nos sean tan dolorosos. En ocasiones, lo único que vemos como opción son conductas como las autolesiones. Aunque en ciertos momentos parece que no es posible soportar el dolor psicológico, sí que hay otras formas de hacerlo. Aunque en su momento no te haya ayudado, el acudir a un psicólogo en quien confíes y te oriente para que puedas encontrar otras formas en las que sentirte mejor ayuda. Además, es siempre útil que busques personas que puedan apoyarte, sin necesidad de fingir que todo está bien. Trata de cuidarte y busca otras opciones para sentirte mejor, porque merece la pena buscar tu bienestar.

  3. tengo un familiar que lo hizo durante un par de años, se cortaba con hojas de afeitar, cortes en brazos y piernas, poco hondos, el mismo me llamaba cuando lo habia hecho y llorando me entregaba la hoja de afeitar con la que se habia cortado, (ahora ya lo no hace, desde tres años que ya no ha vuelto a cortase ) Busque respuestas en medicos especialistas, en libros en conferencias, en Internet, pregunte por los que se cortaban ..
    recibi respuestas de muchos jovenes. muchachos y muchachas..uno se llego a grapar las piernas..otra se quemaba con la plancha..se cortadan en partes intimas, para llevar escondidas las cicatrices..Parece que al cortarse el crebro libera unas substancias que les disminuye la ansiedad , aun que despues se arrepienten de haberlo hecho..no pueden controlarlo…despues un dia ..sin saber porque dejan de hacerlo y nunca mas lo vuelven a hacer ( hace 5 años que no se corta, ni siente deseos de hacerlo ) otros lo vuelven a hacer..recaen en esto de la autolesión..pueden recaer varias veces..el familiar
    esta diagnosticado de esquizofrenia..esta controlado y lleva un avida ¿ casi normal ? con medicamento diario ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>